Uruguay publica Turismo Medico en Argentina

Buenos aires para su salud

 

Argentina, un país con vasta  trayectoria médica de gran calidad y competitividad, apuesta de la mano de la Cámara de Instituciones Argentinas para Promoción de la Salud (Ciapsa) y de la Cámara de Turismo Argentina (Camtur), a dar las mejores prestaciones sanitarias a la región y se convierte, así, en un país de referencia para los uruguayos que deseen o tengan que salir del país por cuestiones sanitarias.

 

Escribe: María Noel Durán

Desde Argentina

 

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), éste comprende las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos a su entorno habitual, por un período de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, por negocios y otros. Una gran cantidad de actividades pueden incluirse en “otros”, entre ellas, el turismo médico.

Aunque turismo y medicina puedan parecer conceptos no muy cercanos, el turismo médico está comenzando a practicarse desde hace varios años a nivel mundial, y en Latinoamérica, Argentina busca tener la vanguardia.

¿De qué se trata? Los buenos servicios de salud no se encuentran en todos los países de la región sur, o lo que es peor, son extremadamente costosos e inaccesibles para los ciudadanos. En el caso de Uruguay, el Sistema Nacional Integrado de Salud permite a los ciudadanos estar comprendidos dentro del sistema mutual o en salud pública, cosa que no sucede por ejemplo en Estados Unidos, donde la salud es, más allá de su buena calidad, cara por demás y alcanzable para aquellos que puedan pagar por ella.

Argentina, y en especial Buenos Aires, presentan una oferta particularmente tentadora para aquellos que deseen o tengan que acudir a otro país con el fin de llevar a cabo un tratamiento o una intervención puntual.

Alejandro Muñiz, gerente comercial de la clínica Bazterrica y vicepresidente de Ciapsa explicó a Empresas & Negocios la visión de turismo médico que se tiene en el país y la potencialidad de Argentina como destino de turismo médico.

“El turismo médico no es otra cosa que la exportación de servicios de salud. Según estadísticas se estima que el paciente va acompañado, al menos, de una persona”, señaló el ejecutivo.

Los pacientes que salen de su país para recibir atención médica lo hacen tanto para apelar a medicina curativa, a cirugía estética (un 37% del total de los tratamientos), a su vez y se reitera, de forma cada vez más habitual, la presencia de pacientes en lo que refiere a medicina preventiva.

“Hay muchos países en los que la cobertura médica no es tan universal como lo es en la Argentina como es el caso de Estados Unidos. Otro ejemplo es el caso de Europa donde hay un sistema de salud eficiente pero con listas de espera muy extensas”, explicó Muñiz.

Tal es el caso de Canadá, que por tener largas listas de espera, ofrece a países latinoamericanos a sus pacientes para poder balancear su sistema de salud y aportar “clientes” a quienes tienen buena calidad en asistencia y están abiertos al turismo médico.

Buenos Aires presenta beneficios incomparables en lo que refiere a turismo médico, además de ser una ciudad en sí cosmopolita, de la diversidad de subespecialidades que allí se atienden y de la verificada calidad de los centros médicos; cuenta con ventajas como las cortas distancias (con respecto, por ejemplo, a Uruguay). Asimismo, no existe barrera idiomática, los precios son sumamente competitivos y gracias a internet, las consultas médicas previas pueden realizarse en la mayoría de los casos a través de encuentros por Skype y transferencias de resultados clínicos por mail, lo que repercute en un gran ahorro de tiempo y dinero.

Según Muñiz, lo primero que se mira a la hora de salir del país para realizarse un tratamiento o una intervención es la calidad, luego la complejidad y, en tercer lugar, el precio.

Argentina recibía a fines de 2012, 11.000 turistas por concepto de salud al año. Se espera que esta cifra se multiplique, no solo por su competitividad como país en cuanto a costos y a la calidad de los servicios, sino también por el congreso de Turismo Médico que se realizará en el mes de agosto y pondrá al país en una vitrina hacia el mundo en lo que respecta a este tema.

Para tener  una idea concreta de cuánto es la competitividad en costos, Muñiz exhibió a Empresas & Negocios una tabla comparativa en dólares que ilustra la diferencia de precios en los mismos tratamientos realizándolos en Estados Unidos o en la capital porteña.

“Un bypass cardíaco en Estados Unidos sale 194.000 dólares y en Argentina 16.000; una angioplastia, 57.000 dólares versus 6.500 dólares; son diferencias más que importantes e injustificables”, destacó el experto.

 

¿A dónde acudir?

Dentro de Buenos Aires hay una gran oferta de centros médicos. Desde Ciapsa se recomienda apelar a aquellos vinculados con la Cámara, con el fin de poder garantizar su calidad en cada una de las especialidades y subespecialidades a las que se dediquen.

La alta complejidad está muy trabajada en los sanatorios privados de la capital, el hospital universitario Austral, el Alemán y el Británico son claros ejemplos del desarrollo de estas prácticas.

“No es lo mismo haber operado a uno que haber operado a 500”, señaló a Empresas & Negocios el Dr. Pablo Bonelli en una recorrida por el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), del que es director técnico. Esta frase se reitera innumerables veces a la hora de dialogar con los especialistas de los centros médicos, y no fallan.

La cantidad de población y el tratamiento de pacientes extranjeros cada vez más habitual hicieron que los actores del servicio comenzaran a profundizar sus conocimientos en alta complejidad.

“Ahora estamos operando niños dentro del feto de su madre. Existe una enfermedad que provoca que no haya división entre el sistema respiratorio y el digestivo, cuando esto sucedía, antes, el 100% de los pacientes fallecía”, indicó el Dr. Enrique Pérez Gras del hospital Austral.

La ciencia y la tecnología van más allá de lo imaginable. En Austral, los médicos son capaces de inflar una especie de globo dentro del pecho del feto para crear ese espacio donde crecerán los pulmones. Luego del nacimiento y con la ayuda de costosas máquinas de asistencia respiratoria de última generación, los niños pueden no solo conservar su vida sino también valerse por sus propios medios, este es solo un ejemplo de lo que podría llamarse como milagro científico, un objetivo cotidiano para los médicos argentinos.

Así, la tecnología fue tomándole cada vez más fuerte la mano a los especialistas que constituyen un gran aporte para hacer de Buenos Aires un centro de referencia en atención sanitaria para el mundo.

 

Atención personalizada

La atención personalizada es fundamental a la hora de elegir el país en caso de decidir salir del lugar de origen en busca de prestaciones de servicios.

Todas las instituciones comprendidas dentro de Ciapsa están abiertas a recibir consultas y a comunicarse con pacientes del exterior que quieran tomar en cuenta sus servicios, además todas poseen gran cantidad de información en la web para establecer un mejor vínculo con el usuario.

A su vez, los hospitales como es el caso del Alemán y el Británico poseen una dedicación absoluta a sus pacientes, ya sean pediátricos o adultos; estas instituciones se encuentran en el centro de la ciudad porteña  y se destacan por la atención exclusiva y la tecnología de punta.

El Instituto Cardiovascular de Buenos Aires se ha transformado en una garantía de corazón a raíz de que atiende 78.000 consultas anuales y realiza, también anualmente, más de 500 cirugías cardíacas centrales, 800 angioplastias coronarias y 10.000 consultas de guardia.

El hospital universitario Austral se destaca por sus dimensiones (40.000 metros cuadrados construidos en ocho plantas), su calidad en investigación académica y atención. De hecho fue el primer hospital argentino en obtener la máxima acreditación mundial en centros de salud otorgada por Joint Comission International y se encuentra según la revista América Economía entre los 10 mejores hospitales de América Latina.

La clínica Zabala, una de las nuevas creaciones de Swiss Medical Group, corre con ventaja al ser parte del grupo creador de la maternidad suizo-argentina, uno de los centros más reconocidos del país. La misma brinda la oportunidad de solicitar un turno a través de una aplicación móvil o por internet en una institución que posee lo máximo en cuanto a lo técnico pero que se enfoca, a su vez, en la calidad humana.

Para extranjeros, ofrece también la posibilidad de realizarse un Well Test, que consta de un chequeo general que se realiza en tres horas e incluye estudios de pulmones, corazón, ecografía y análisis clásicos por tan solo 200 dólares, una oferta más que tentadora para aquellos turistas que deseen controlarse durante sus vacaciones.

La clínica Bazterrica, especializada en alta complejidad, posee un apartado en su web especialmente referido a los pacientes del exterior así como pone a disposición su atención en procedimientos quirúrgicos de diversa índole y tratamientos para patologías especialmente complejas.

“La calidad y trayectoria de nuestros equipos profesionales, sumada a la reciente inauguración del nuevo edificio y la moderna tecnología con que cuentan todas las áreas de atención, posicionan a la clínica en un puesto de privilegio al momento de decidirse por una atención de alta complejidad fuera de su país de origen”, afirmó Alejandro Muñiz, vicepresidente del centro a Empresas & Negocios.

Si de buena vista se trata, la clínica Nano es una de las más prestigiosas del país y además cuenta con plus de ser atendida por los propios creadores del centro que a su vez son referentes en oftalmología, como es el caso del Dr. Roberto Nano. También dentro de Ciapsa, busca captar pacientes extranjeros que quieran una intervención fuera del país, con óptima calidad y costos similares o inferiores con respecto a Uruguay.

Esta clínica está integrada por más de 170 profesionales y técnicos altamente capacitados en cada especialidad oftalmológica y posee toda la tecnología de última generación para la realización de estudios y tratamientos de más de 20 subespecialidades de la materia.

El dato

1 millón de personas al año salen de sus países por concepto de turismo médico.
Encastres

“Los expertos estiman que el volumen de pacientes y acompañantes que viajan por motivos de salud ha crecido de un 25% a un 30% anual y los ingresos de un 37% a 40% cada año”.

Gracias al avance de Internet, consultas y estudios previos pueden realizarse desde su país de origen; de forma tal de ahorrar en tiempo y dinero.

Fuente Cronicas Semanario – Uruguay