Miguel Cané: “somos muy competitivos, con alta tecnología y bajos precios”

Miguel Cané, presidente de la Cámara Argentina de Turismo Medicinal (CATM), destacó el horizonte de crecimiento sin límite que tiene este segmento en el país: “somos muy competitivos en precios y ofrecemos tecnología e infraestructura médica del países del primer mundo. Podemos atender pacientes del primer mundo, con tarifas costos mucho más bajas, y sin las extensas listas de espera que los lugares más desarrollados”, señaló en entrevista con Económicas Bariloche.

Dueño de La Posada de Quenti en las Sierras de Córdoba, principal destino de “medical wellness” del país, Cané es uno de los primeros y principales impulsores del turismo medicinal de Argentina, que a través de la CATM organiza el sector, garantiza la seriedad de sus asociados ante la demanda del exterior y encara la promoción de la industria junto a organismos gubernamentales.

“Todas nuestras acciones promocionales y académicas están enmarcadas en el plan estratégico anual que tenemos, que apunta a poner en valor a los destinos para recibir pacientes internacionales”, señaló.

Cané definió al turismo médico como “la práctica de viajar a otro país con el objetivo de recibir algún tipo de prestación, tratamiento o atención médica curativa, estética o de bienestar. Es una exportación de servicios de salud,  pacientes que salen de sus países de origen para recibir atención médica”.

“En este gran mercado participan instituciones médicas, hotelería, agencias de turismo, facilitadores médicos, corporaciones auto aseguradas, derivadores médicos, aseguradores de salud, gobiernos, etc.

“Hay un enorme prestigio de Argentina con tres premios Nobel ligados a la Medicina e investigación, y un potencial médico valorado en todo el mundo. Además posee infraestructura y tecnología a nivel de países del primer mundo, como así también centros de capacitación universitaria tanto en Medicina como en Turismo, de excelencia.

“El país tiene riqueza, variedad y belleza turística para que el turista medico con sus acompañantes pueda disfrutarlas entre el alta provisoria y la definitiva; y además hay seguridad sanitaria, comidas saludables, agua potable, atención médica de urgencia las 24 horas. Nuestras catástrofes naturales están minimizadas, y somos muy competitivos en precios, para una oferta completa de prestaciones médicas, calidad y complejidad, sin listas de espera, como ocurre en algunos países europeos  y en Canadá.

-¿Cuáles fueron los principales resultados y conclusiones del reciente congreso en Argentina?

Nuestro Segundo Congreso Argentino de Turismo Médico Internacional, el año pasado en Buenos Aires tuvo resultados muy importantes: participaron alrededor de 400 asistentes y oradores de todo el mundo, que tuvieron la oportunidad de visitar las principales instituciones médicas de Buenos Aires, asociadas a nuestra Cámara  Argentina de Turismo Medico (CATM).

Se puso en valor y se afianzó nuestro trabajo a partir del 2010 Argentina. El país no estaba ranqueado en TM y en 2015 llegamos al “topfive” de Latinoamérica. Hoy existen a nivel mundial mediciones con un “índice de Competitividad”, que contempla conceptos de ambiente país, industria de TM, e infraestructura y servicios. Escalamos al cuarto lugar en el trabajo conjunto que estamos haciendo con el Ministerio de Turismo de la Nación, INPROTUR, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, y la Cámara Argentina de Turismo. La asociación público privada es la clave del éxito para estos resultados.

Esto sin contar lo que además representa como valor agregado dos importantes segmentos:  los argentinos residentes en el exterior que se atienden en nuestro país y la demanda interna de turismo médico de pacientes nacionales que se desplazan entre distintas provincias, para disponer de especialidades e intervenciones especiales.

-¿Cómo está Argentina para recibir turismo medicinal? ¿Qué necesita desarrollar?

Estamos ya hace años recibiendo con éxito pacientes internacionales, y trabajando junto al gobierno nacional, provincias y municipios, planes estratégicos de promoción en el exterior.  Nuestra Cámara  reúne  a instituciones médicas de gran prestigio en país, con convenios de colaboración con el Ministerio de Turismo de la Nación, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, las provincia de Córdoba, Mendoza y Salta, la ciudad de Buenos Aires.

Avanzamos en la participación activa en workshops, congresos, seminarios y ferias internacionales de turismo médico, y realizamos la puesta en valor en nuestro país con el primer y segundo congresos internacionales de turismo médico (2015 y 2017). Ya estamos organizando el congreso internacional 2019, con la presencia de oradores y participantes nacionales e internacionales de primer nivel.

Además hay múltiples acciones de relacionamiento y contacto con efectores de la salud a nivel nacional e internacional, y comerciales para la información, captación y recepción de pacientes internacionales.

Hay en marcha un plan marco estratégico de trabajo elaborado con el Inprotur, una permanente sinergia y trabajo coordinado con la Cámara Argentina de Turismo (CAT), donde somos Miembro del Consejo Directivo, y tenemos convenios especiales de colaboración con provincias y municipios.

Adherimos a a códigos de Ética con la Organización Mundial de Turismo (OMT) y la AMA Asociación Médica Argentina (AMA), y como cámara somos la cara visible del turismo médico argentino a nivel nacional e internacional.

-¿Cuáles son los próximos pasos del sector?

Todavía tenemos mucho para recorrer y poner al turismo médico argentino en los primeros lugares. Para ello es fundamental trabajar en equipos de trabajo en forma conjunta con los gobiernos, como lo estamos haciendo. En este momento en particular trabajando con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto a través de Embajadas y Consulados Argentinos en el exterior, capacitando a funcionarios para  tener en cuenta este foco de turismo, que genera divisas y crea puestos calificados de trabajo en nuestro país.

Próximamente participaremos en una acción conjunta a Paraguay y seguiremos trabajando.

Es importante que instituciones médicas, hoteles y agencias de turismo se sumen a nuestra cámara para potenciar el trabajo en equipo, del turismo médico argentino. (Económicas Bariloche)