Bariloche se suma al enorme potencial del turismo médico argentino

La apertura de este año del centro de medicina nuclear de la Fundación Intecnus, con tecnología de vanguardia mundial para el diagnóstico y tratamiento del cáncer y múltiples patologías, insertó a Bariloche en el centro de la creciente industria del turismo médico argentino, segmento que sólo por la visita de pacientes del exterior deja anualmente en el país 300 millones de dólares: es el mayor aporte de divisas en forma directa, junto a la creación de puestos de trabajo calificados.

Para 2020 el ingreso de divisas a Argentina por turismo medicinal será de 500 millones de dólares, y Bariloche ya estará entre los destinos.

La calidad de los servicios médicos y turísticos nacionales se vio además valorizada en su competitividad por la fuerte devaluación del peso argentino. Así Bariloche multiplicó su competitividad con tecnología e infraestructura médica de países del primer mundo, en especial para atender pacientes del primer mundo. Tiene costos mucho más bajos para las mismas prácticas de punta de EEUU o Europa, con la ventaja de no tener las extensas listas de espera de los principales centros médicos del mundo.

Esta industria tiene un enorme desarrollo en Europa, Estados Unidos y Canadá, que además son junto a Latinoamérica los principales emisores de “pacientes médicos” (como se los denomina en el ambiente), y es apenas incipiente en Argentina.

En 2010 el país no figuraba en ningún ranking de turismo medicinal y apenas la industria se unió y se puso en marcha, Argentina se convirtió en el cuarto destino latinoamericano y el vigésimo mundial de turismo medicinal.

Esto sucede gracias al esfuerzo de la dinámica Cámara Argentina de Turismo Médico (CATM), presidida por el ingeniero Miguel Cané (entrevista aparte), que reunió a prestigiosos prestadores e instituciones médicas nacionales, además de empresas turísticas, y el aporte fundamental del Ministerio de Turismo de la Nación y el Inprotur, y de algunas provincias.

Este crecimiento es producto del valor del país como destino turístico, tanto en naturaleza como en infraestructura y servicios, y del prestigio de sus instituciones medicinales.

A partir de este año se suma a ese potencial Bariloche, destino internacional de prestigio, con buena infraestructura y servicios, y la nueva atracción del complejo de medicina nuclear de Intecnus, que crece a diario en sus servicios. https://www.economicasbariloche.com.ar/crece-atencion-de-pacientes-en-intecnus-y-en-breve-agrega-tratamientos-de-braquiterapia/

La Fundación Intecnus avanzó en la asociación a la CATM y elevó su oferta para el desarrollo del turismo médico en Bariloche, que además cuenta con otras instituciones prestigiosas que ya reciben pacientes del exterior.

El presidente de la CATM explicó a Económicas Bariloche que el aporte de Intecnus al turismo médico nacional es “sumamente importante, porque es desde su apertura una prestigiosa institución médica, que brinda servicios asistenciales en diagnóstico y tratamientos de muchas patologías, además con el valor agregado de un destino reconocido internacionalmente como Bariloche”.

“Cabe aclarar que nuestra Cámara es muy estricta en incorporar nuevos socios, ya que deben  reunir requisitos de profesionalidad, certificaciones, prestigio y ética, y que cada paciente del exterior lo considere al ser socio de nuestra Institución, pues lamentablemente existen otros prestadores que no acreditan estos valores y pueden desprestigiar el turismo médico argentino con casos de malas praxis”.

 

Estadísticas

Al comentar las estadísticas de esta industria Cané destacó que el turismo médico “no es estacional, se distribuye todo el año y en todo el territorio”. Sólo en materia de pacientes extranjeros, estos son los números del país:

* Llegan al país 1.000 turistas médicos por mes.

* Tienen estadías promedio 4 o 5 veces mayores a un turista convencional: entre 3 y 6 semanas, dependiendo del tipo de práctica médica.

* Más del 20% de los montos involucrados se derraman en hotelería, recreación y agencias de turismo. También un destino de turismo medicinal aporta visitantes a otros del país.

* Entre las entidades que nuclea la CATM las más importantes tienen ingresos que llegan a los 3 millones de dólares por año. “Esto permite actualizaciones en equipamiento y tecnología, y cubrir los altos gastos operativos,  con tarifas  reguladas, beneficiando indirectamente a nuestros pacientes nacionales”.

* Medicinas más requeridas: Curativa 48%, Estética 34%, Bienestar: 18% (hoy considerada internacionalmente la medicina proactiva más importante para la salud).

* Origen de pacientes: Latinoamérica 47%; EEUU + Canadá 24%; Europa: 22%; Otros 7%.

* Las pácticas más solicitadas son, en este orden: Traumatología; Cardiología; Liposucción; Cirugía bariátrica (para obesidad); Odontologia y Oftalmología; Implantes mamarios; Abdominoplastía; Wellness: Gestión de peso, plan fumadores y diabéticos, chequeos médicos; Trasplantes.

* Distribución de turismo medicinal en el país: CABA 37%; Provincia de Buenos Aires 19%; Provincia de Córdoba 15%; Mendoza 10%; Santa Fe 7%; Resto del país 12%.

Al tener en cuenta el turismo medicinal interno, todo este potencial de Bariloche se agiganta, por el conocimiento paulatino de Intecnus en la región y el país, la cercanía y el aumento de convenios del centro con obras sociales, prepagas y provincias.

“Se considera que es turismo médico el desplazamiento de pacientes a más de 150 kilómetros. Esto es muy importante para instituciones médicas que ofrecen programas de salud curativos, estéticos y de bienestar de alta especialidad y profesionalidad”, sostuvo Cané. (Económicas Bariloche)